Cobros domiciliados: ¿Qué son y cómo se hacen?

Cobros domiciliados: ¿Qué son y cómo se hacen?

Domiciliar pagos dejó de ser exclusivo para los servicios del hogar y hoy se convierte en una verdadera alternativa para todo tipo de negocio. Conoce más acerca de sus ventajas. 

 

Si se comprende a la cobranza como un elemento garante del éxito de todos los negocios,  resulta más sencillo estar en la ruta de lograr mejores resultados como emprendedores. 

 

Al ejecutar el cobro a clientes se puede brindar una alternativa útil tanto para quienes reciben un producto o servicio como para quienes lo ofrecen: realizar cobros domiciliados.

 

¿Por qué recurrir a los cobros domiciliados?

Los pagos domiciliados se pueden clasificar dentro de los pagos recurrentes porque se realizan de manera periódica y automatizada. Su nombre deriva de que, en principio, se consideraron para cubrir servicios domiciliarios, tales como el pago de energía eléctrica, telefonía o internet, servicios de agua y otros insumos de esta naturaleza. 

 

Esta modalidad de cobranza se ha visto beneficiada con el uso de la tecnología, que cada vez ofrece mayores y mejores alternativas en combinación con el uso de cuentas bancarias o la realización de transferencias electrónicas.    

 

Pero lo cierto es que hoy su uso se extiende mucho más allá del hogar y permiten asegurar los pagos en tiempo y forma, lo que al prestador de servicios le permite contar con un flujo de efectivo sano y constante, mientras que a los clientes les asegura la continuidad de sus servicios y les evitará recargos por retrasos de pagos.         

 

cobros-domiciliados-que-son-como-se-hacen-flexio-1

 

Algunos de los servicios que se pueden domiciliar son los pagos de hipotecas,  tarjetas de crédito, seguros, colegiaturas, predial, telefonía, internet, gas, electricidad.

 

Ya en el plano empresarial, esta gama se amplía al pago de proveedores, servicios por derechos mercantiles, pagos nóminas y toda responsabilidad financiera al interior de cualquier negocio.  

 

¿Cuáles son los beneficios de domiciliar pagos?

A continuación te decimos cuáles son las ventajas de ofrecer a los usuarios pagos domiciliados.

 

Beneficios de pagos domiciliados

  • Se evitan riesgos en seguridad al evitar la transportación de efectivo y los traslados para la realización de pago.
  • Esta misma condición también permite economizar tiempos, lo que también hace más liviana la operatividad al interior de cualquier negocio. 
  • Se garantiza la puntualidad de los pagos y con ello se evitan recargos por retrasos.
  • Se puede tener un mayor control de las finanzas, lo que permite evitar una de las malas prácticas dentro de un negocio.
  • Al existir un flujo constante de recursos, las empresas pueden generar más ingresos.
  •  Mayor empatía con los clientes gracias a las facilidades que se les brindan para pagar, lo que a la larga deriva en su preferencia y posterior fidelización
  • Se administra mejor el cash-flow, ya que el manejo de efectivo puede resultar también riesgoso para la contabilidad del negocio porque puede haber imprecisiones, así como hay una exposición constante a siniestros que pueden evitarse.

 

Como ves, domiciliar pagos puede representar una ventaja competitiva para tu negocio. Flexio te ofrece ésta y otras ventajas; entre ellas, la posibilidad de tener control permanente de  tus cuentas y tus servicios.

 

Si te has preguntado cómo puedes domiciliar los pagos de tus clientes o si será complicado o costoso, te invitamos a conocer más acerca de los beneficios que te puede ofrecer Flexio.

 

Haz clic al siguiente botón y descarga gratis la "Guía definitiva: 5 estrategias de ventas para tu negocio", con los consejos más actualizados para impulsar tu empresa y fidelizar a tus clientes.

 

Nueva llamada a la acción